Parece que existe una ley no escrita que dice que para ser un gran grupo debes de grabar al menos un directo en Japón. Supongo que a fin de cuentas no se trata más que de una operación de marketing, un guiño a un mercado naciente que algunos descubrieron en 1972 tras el Made in Japan de Deep Purple. Ya hubo un amago posterior con Rusia o Moscú y quién sabe si en un futuro será China el escenario de muchos conciertos de rock.

Pero lo cierto es que las cosas siempre han sido diferentes en Japón. Tokyo, Japan o Budokan son términos que se repiten entre los títulos de los directos de algunas de las mejores y mayores bandas de hard rock. Por si esto fuese poco, muchos de los discos en estudio de estos mismos grupos tienen ediciones japonesas con temas extra que no sé por qué ni hemos olido por estos lares.

Acaso Japón tiene tanto mercado como Estados Unidos, Canadá, Sudamérica, Gran Bretaña, Australia o Europa. Yo creo que no, pero los guiños hacia el país del sol naciente son constantes desde 1972. Lo que sí está claro es que los japoneses viven el rock de otra manera y este vídeo es buena prueba de ello.



Como véis, otra forma de vivir el rock. Pero Japón ya era un punto de referencia para tocar en directo desde mucho antes del Made in Japan de Deep Purple. Quizá fue este el directo que hizo que muchos mirasen a este país para intentar alcanzar el triunfo de los Purple, pero ni los Deep Purple descubrieron Japón, ni Japón descubrió el rock gracias a Deep Purple.

La primera referencia que tengo de un disco en directo en Japón se remonta a 1963 con el Live in Japan de Thelonious Monk, un músico de jazz estadounidense que se atrevió a cruzar el charquito y dejar una prueba en vinilo de ello. Pero sí que es cierto que Deep Purple pusieron para muchos Japón en el mapa con sus tres conciertos en Osaka y Tokio de mediados de agosto.

UFO también inmortalizaron una actuación suya en Japón con el nombre de Live o Landed in Japan en 1972, aunque tengo la sensación de que fue su respuesta particular al éxito de Deep Purple. Nadie más se atrevió a sacar ningún directo en Japón durante un buen tiempo hasta que los Purple repitieron con el Last concert in Japan en 1977.

A partir de ese momento, como no, Ian Gillan quiso recuperar viejas glorias aprovechando el tirón de lo que significaba Japón para el mundo del rock con el Live at Budokan de 1978. Ese mismo año Cheap Trick lanzaban el inmortal At Budokan y Scorpions el mítico Tokyo tapes. La suerte estaba echada.

Poco tardaron los Judas Priest, tan sólo un año, en darse una vuelta por la isla para grabar otro de los directos que algún día comentaré: Unleashed in the east. En 1981 más grabaciones históricas registradas en Japón; A night at Budokan de Michael Schenker Group y el Maiden Japan de Iron Maiden.

Los años se van sucediendo y en casi todos encontramos algún directo en el país del sol naciente. Live Sentence de Alcatraz en 1984, Kaizoku-Ban de Accept en 1985, un mini CD que después saldría en formato entero con el título Staying Alive; Rockin’ every night de Gary Moore en 1986…Albert Collins Live in Japan 1990.

Y en la década de los 90 la cosa no paró con UFO repitiendo un Live in Japan en 1992, título similar al de Fair Warning en 1993, Burning Japan Live de Glenn Hughes en 1994, Japandemonium de Mr Big en 1994, Live in Japan de Harem Scarem de 1996, igual nombre que puso Chicago a su grabación de 1997, Rock in Japan de Night Ranger en 1998…

Y por supuesto que en el siglo XXI la cosa ha continuado con Tune in Tokyo de Green Day, Live in Japan 2002 de Primal Scream, Concert suite live from Japan de Yngwie Malmsteen de 2002, Live in Tokyo de HTP ese mismo año, Live at Budokan de Bryan Adams de 2003, mismo título para el triple directo grabado por Dream Theater en 2004, el Fantasia de Asia en 2007 o el Tyrants of The Rising Sun - Live in Japan de Arch Enemy de forma más reciente.

Y todo ello sin olvidar todas las perlas que los japoneses han grabado durante estas decadas y que poco a poco comienzan a aflorar. Me refiero a DVD’s de Rainbow en 1984, Steve Ray Vaughan en 1985, Dio y Survivor también en 1985, Quiet Riot en 1989, Dokken en 1995, Aerosmith en 2002 y un largo etcétera.

Y como Japón siempre ha estado a la vanguardia de la tecnología, siempre han tenido unos medios bastante buenos para inmortalizar directos aunque fuese figurando entre el público. Hay una larga lista de bootlegs con gran calidad grabados en la isla. Desde Led Zeppelin en 1971, pasando por Kiss en 1977 y 1988, Black Sabbath en 1980, Whitesnake en 1983, Bon Jovi en 1985 y 1989, Coverdale y Page en 1993, Deep Purple con Satriani en 1993, Def Leppard en 1999 hasta Queen + Paul Rodgers en 2005.

Pues lo dicho, siempre hay que mirar a Japón para tener una visión completa de lo que se mueve en el mundo del rock y para no perdernos los bonus tracks y los mejores conciertos de nuestros grupos preferidos.



Ya lo siento, pero he tenido que editar esta entrada y he perdido las respuestas porque algo me ha fallado en Blogger, que destacaba una entrada que no había publicado. Siento las molestias.

Artículos relacionados


2 comentarios

  1. LaBrecha // 9/2/09  

    un buen articulo y un video cojuno, te añado a mis enlaces

  2. jesus // 12/3/09  

    Y Bob Dylan , Eric Clapton ( el mítico " Just One Night" ), Fleetwood Mac...