Ahora que se acaba de dar a conocer la próxima separación de Scorpions me arrepiento de no haber hecho antes esta reseña de su World Wide Live. Sin duda para mí es uno de los mejores discos en directo de la historia del rock. Cosecha del 85 como otros grandes trabajos del pelo del Life After Death de Iron Maiden, Double Trouble de Molly Hatchet, Open Fire de Y&T, Live de Bruce Springsteen, Stages de Triumph, Staying Alive de Accept ... En realidad el contenido de este doble vinilo en su versión original fue grabado en 1984 y publicado un año más tarde. Las canciones pertenecen a cinco shows realizados en el Sports Arena de San Diego (26 abril), The Forum de Los Angeles durante dos días (24 y 25 abril), el Pacific Amphitheatre de Costa Mesa en California (28 abril), el Bercy de Paris (29 de febrero) y como no podía ser menos el Sporthalle de Colonia en Alemania (17 de noviembre).

En origen este World Wide Live estaba compuesto por dos vinilos y dos cassetes con 19 temas. Luego en su primera edición en CD se comieron cuatro canciones para que cupiese en un solo CD. Increíble el sacrilegio de cargarse la última parte del concierto con una brutal Can’t get enought en dos partes y con un solo de guitarra bestial entre medio. Por suerte, en las nuevas ediciones en CD se ha corregido este despreciable ejercicio de reajuste.

World Wide Live tiene otra característica y es que sólo contiene temas de los últimos discos en los que grabó el nuevo guitarrista de Scorpions Matthias Jabs. Atrás quedaba toda la época de Uli Jon Roth, muy bien plasmada en otro directo antológico como el Tokyo Tapes, pero la verdad es que este World Wide Live es un claro ejemplo de borrón y cuenta nueva. Pero que cuenta...Una cuenta que comienza hacia atrás, Countdown es ese momento de manual al comienzo de todos los shows en el que antes de que arranquen los acordes o desacordes de la banda hay que empezar a calentar el ambiente. Simple pero efectivo.



Y así llegamos a Coming home, el inicio del espectáculo que nos muestra a un Matthias Jabs absolumante bestial. Adormando cada rincón del tema con su estridente guitarra al más puro estilo Randy Rhoads. Klaus Meine es otra de las grandes voces del rock. Quizás por estar siempre vinculado a Scorpions nunca ha tenido el renombre de otros cantantes como Ronnie James Dio, pero poco tiene que envidiar a este. Coming home es un tema acelerado, de desbarre guitarrero en el que Meine cumple a la perfección. Simplemente un comienzo de concierto de libro.

En Blackout de nuevo protagonismo para Jabs que parece que a ese ritmo no va a aguantar el show...pero sí. Bad boys running wild es un tema un tanto aburrido, no carente de ritmo, pero después del acelerón que llevamos encima nos sabe a poco. El pulso se va retomando con Lovin’ you on sunday morning, una especie de rock que se dulcifica por momentos, pero sin llegar a convertirse en una balada de las que tanto acostumbraban a abusar estos alemanes. Make it real no es tampoco una de sus composiciones más duras aunque la labor de Jabs a la guitarra hace que merezca la pena.

Lo que era la cara B de este disco arranca con Big city nights, una canción que se escuchaba bastante por la radio en aquella época, un single por decirlo de alguna manera, en el que Meine se gana al público haciéndole cantar el estribillo sin cesar. Coast to coast es una gran tema instrumental y el momento de gloria para Rudolf Schenker. Hay que reconocer que en compañía de su hermano Michael, luego con Jon Roth y ahora con Jabs ha quedado siempre en evidencia que el papel de Rudolf en la banda era más visual que musical. No tiene grandes condiciones de guitarrista aunque siempre se ha dejado el hígado sobre el escenario, y eso también cuenta.



Y llegamos al momento pastel. Holidays en las guitarras acústicas en una especie de improvisado unplugged con Meine mostrando al mundo su gran voz por si alguien no la conocía. De Still lovin’ you qué decir que la gente no sepa. Una balada reversioneada que ha hecho inmortales a Scorpions y en la que una buena melodía y una gran voz se han mezclado con una enorme guitarra. El éxito de Still lovin’ you no hubiese sido el mismo sino fuese por un guitarrista de la calidad de Jabs.

Regresamos al mundo del rock con otro de los singles de la época: Rock you like a hurricane, puro rock duro en el límite de los 40 principales con su solo de guitarra incluido. Can’t live without you es un tema extraño, que sirve para jugar con el público y para que Jabs haga lo que quiera sobre el mastil. Con Another piece of meat de nuevo se acelera la noche. Un tema quizás algo aburrido del que no se puede destacar casi nada, pero que ahí está. Dynamite es una auténtica explosión de rock. Batería acelerada, guitarras gritonas y Meine forzando los agudos. Un tema que parece nunca va a terminar y que concluye con guitarras al viento sin acordes pero en acuerdo, como si se tratase de una velada punky. Every is dynamite, y así se contagia al público.



Parecería que nos estamos acercando al final pero todavía queda mucho. The zoo es una pedazo de canción con mucho ritmo, un arranque retorcido y un pedal wua wua que siempre me ha entusiasmado. Escuchar a Jabs imitar los sonidos de los animales con su wua wua es una gozada y escuchar al publico de California gozar y gritar es otro gran disfrute. No one like you es la balada por excelencia de Scorpions para mí. No es un pastelón, es un medio tiempo muy bien conseguido con un Jabs que destapa todo el tarro de las esencias. Bueno, todo no, porque el amigo Matthias vuelve a hacer de las suyas en una de las composiciones más extremas de Scorpions, en la que el batería Herman Rarebell se gana el sueldo. Can’t get enought es una bestialidad y un auténtico disfrute. Si a esto le sumas el picotazo de seis cuerdas, el sólo que se casca Jabs cuando ya pensábamos que no nos podía sorprender más... Pero es que de nuevo arranca con toda su fuerza, quizás aun más, Can`t get enought y nos deja noqueados. Es el punto final que todos deseábamos y que alguna mente pensante nos privó durante años en la primera edición de CD.

Ya sé que apenas he hablado de Rarebell, la batería no suena muy bien la verdad, y es que la producción deja mucho que desear. Los agudos son poco perceptibles y los graves del bajo de Buchholz tampoco es que se escuchen mejor. La voz de Meine y la guitarra de Jabs acaparan todo el protagonismo de esta grabación, como digo, muy deficiente en cuanto a la producción.

También hay versión en vídeo, aunque la producción es aun peor. El vídeo World Wide Live salió en formato VHS y básicamente nos ofrece parte de la banda sonora del directo, adornando montajes visuales de conciertos, anécdotas del tour, declaraciones de las fans y poco más. En ningún momento las imágenes en directo se corresponde con el sonido que estamos escuchando. Algún valiente se atrevió a pasar este vídeo en VHS a DVD y apenas ha tenido acogida porque la calidad de la imagen y la producción es ínfima. Una auténtica lástima. Lo único aprovechable es un tema que no aparece en el CD como I’m leaving you. También llama la atención la aparición del tema Kojo no Tsuki del Tokyo Tapes. Una auténtica sinrazón.

A pesar de los problemas de producción y de un vídeo que te quita las ganas de todo, lo cierto es que este World Wide Live es una de las veinte mejores joyas que ha dejado la música rock en su historia. Un directo imprescindible que nos muestran a los verdaderos Scorpions a pesar y más allá de los tópicos sobre sus baladas.



Klaus Meine - lead vocals
Matthias Jabs - lead guitar, backing vocals
Rudolf Schenker - rhythm guitar, backing vocals
Francis Buchholz - bass, backing vocals
Herman Rarebell - drums, percussion, backing vocals

1. Countdown [Instrumental] (Meine/Jabs) – 0:31
2. Coming Home (Schenker/Meine) – 3:15
3. Blackout (Schenker/Meine/Rarebell/Kittelsen) – 3:40
4. Bad Boys Running Wild (Schenker/Meine/Rarebell) – 3:47
5. Loving You Sunday Morning (Schenker/Meine/Rarebell) – 4:36
6. Make It Real (Schenker/Rarebell) – 3:27
7. Big City Nights (Schenker/Meine) – 4:49
8. Coast to Coast (Schenker) – 4:40
9. Holiday (Schenker/Meine) – 3:12
10. Still Loving You (Schenker/Meine) – 5:44
11. Rock You Like a Hurricane (Schenker/Meine/Rarebell) – 4:04
12. Can't Live Without You (Schenker/Meine) – 5:28
13. Another Piece of Meat (Rarebell/Schenker) – 3:36
14. The Zoo (Schenker/Meine) – 5:46
15. No One Like You (Schenker/Meine) – 4:07
16. Dynamite (Schenker/Meine/Rarebell) – 7:05
17. Can't Get Enough Pt. 1 (Schenker/Meine) – 1:59
18. Six String Sting (Jabs) – 5:18
19. Can't Get Enough Pt. 2 (Schenker/Meine) – 1:52


VHS - DVD
1. Coming Home
2. Blackout
3. Big City Nights
4. Loving You Sunday Morning
5. No One Like You
6. Holiday
7. Bad Boys Running Wild
8. Still Loving You
9. Rock You Like A Hurricane
10. Dynamite
11. I'm Leaving You


Pertenece a la gira del Love at First Sting (1984)

Artículos relacionados


12 comentarios

  1. Luis // 3/2/10  

    Buen post!!!! World wide live es el double-live que más he escuchado en mi vida. Literalmente estuve obsesionado durante años. Me lo compré, lo recuerdo perfectamente, a principios de 1987, cuando empezaba yo a ser algo así como un metalero. Totalmente de acuerdo en lo de la producción. Se oye demasiado al público, y el sonido general del disco deja que desear, pero cuando tienes 14 años, de eso no entiendes nada, y lo único que quieres es escuchar una vez más la tercera cara del disco: "...hurricane", "Can't live...", "...peace of meat" y "Dynamite", girabas el vinilo, y te encontrabas con "the zoo"... una auténtica locura.
    En cuanto al vídeo: como he dicho antes, yo era un crío, y fue la primera vez que les veía en acción, con lo cual, pese a sus carencias, es mi video favorito musical de todos los tiempos. Ahí descubrí lo salvajes que eran en escena, sobre todo el amigo Rudolf, que sigue siendo una bestia escénica pese a tener ya más de 60 años.
    Por cierto, ¿"bad boys..." y "another peace..." aburridas?. Como diría Chiquito: noooooooooooooor!!!!
    Un abrazo. Nos leemos

  2. Aitor Fuckin' Perry // 3/2/10  

    Es que este directo es la leche. Sólo con la portada... parece que van a salirse del CD. Tiene sus fallos (el VHS no lo he visto) y como dices la producción es regulera, pero hell yeah, es una pasada. Luego hasta Savage Amusement no volverían a dar un disco, pero eso es otra historia. Gran post, luego dicen que los míos son tochos jajaj Por cierto; gran comparación la de Meine con Dio. Siempre me han recordado en todo, desde el fisico hasta la voz, ambos deberían estar igual de reconocidos porque son dos de los más grandes. He disfrutado leyendo tu post man.

  3. paulamule // 3/2/10  

    Buenísimo disco que tengo completamente olvidado. Mañana lo recuperaré. Es lo que tienen los blogs, que gracias a ellos vuelves a acordarte de discos que hace tiempo que no pinchas. Gran post.
    Salud.

  4. Zeppy // 4/2/10  

    Un gran disco, sin duda. Habrá que esperar a ver que tal el nuevo disco. Según ellos, lo mejor que han grabado en toda la trayectoria del grupo.
    Un saludo.

  5. txinomandinga // 4/2/10  

    yo tengo ese vinilo guardadito como oro en paño, aunque lo escuché tanto que no se en que estado estará, ahora iré a por el dvd...gran post de los grandes Scorpions, yeahhhh!!
    salud!!

  6. Anónimo // 4/2/10  
    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
  7. manuelzardain // 4/2/10  

    Soy de la opinión de que cuando un grupo saca un directo, un unplugged, y no te digo ya un grandes exitos es que su creatividad languidece.

    Tokyo Tapes sirvió para hacer un cambio radical de estilo ( salió Uli y entró Mathias ) y para hacer un grandioso homenaje a la etapa que se cerraba.

    El mismo concepto tengo de World Wide Live, discazo total en directo que sirvió a mi juicio, como canto de cisne de la magnígica etapa de Mathias...

    Lo que vino después de este disco.... en fin, mejor olvidarlo.

  8. Anónimo // 4/2/10  
    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
  9. Ediciones Vion // 6/2/10  

    Como muy bien apuntas Scorpions en todo su esplendor apuntando todas su buenas maneras y saber hacer para descargar un directo realmente bueno, donde siempre puedes disfrutar.

    Un gran artículo.

    Un saludo!

  10. Anónimo // 14/2/10  
    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
  11. Anónimo // 14/3/13  

    Hola. Soy Nacho. Disculpad retome este tema después de tanto tiempo, no lo había visto hasta hoy. Pero es sólo para hacer una aclaración: que lo que toca Jabs no es un whawha, sino un vocoder, o mejor dicho, un "talking box"... gente como por ejemplo Peter Frampton o Jeff Beck lo pusieron "de moda" en su día, e incluso Barón Rojo lo usaron en la versión de estudio de "Con botas sucias". No tiene nada que ver con un whawha, la verdad.
    Gracias, y un abrazo a todos!!!

  12. Rocklive.es // 14/3/13  

    Hola Nacho. Gracias por la aclaración. Nunca es tarde si es para matizar las cosas. Lo dicho, gracias por la aportación y ya sabes dónde estamos...