Molly Hatchet es sin duda uno de los grandes del southern rock, y aunque no están en la misma división que Lynyrd Skynyrd o The Allman Brothers Band, este Double Trouble Live te va a hacer pasar muy buenos ratos. La música de Molly Hatchet la podríamos definir como algo más dura que la de Lynyrd Skynyrd, menos comercial que 38 Special y unos decibelios por debajo de Blackfoot. Una referencia junto a Outlaws o The Marshall Tucker Band.

Como no podía ser de otra manera tuvieron su origen en Florida a comienzos de los setenta, aunque su primer trabajo en estudio es de 1978. En esa época, con la trágica desaparición de Lynyrd Skynyrd, parecía que las puertas estaban abiertas para experimentar con el concepto southern y así lo hicieron unos cuantos grupos.

Pero lo cierto es que con el tiempo Molly Hatchet sufrieron importantes cambios en sus músicos, en sus influencias y en sus estilos. Hubo un momento en el que ninguno de sus miembros originales tocaba en la banda y los derechos del nombre Molly Hatchet se vendían al mejor postor. Finalmente fue el guitarrista Bobby Ingram, que entró en 1985 y ni siquiera participa en este directo, el que se llevó el gato al agua e intentó reconstituir la banda. Una labor complicada ya que de los músicos que actúan en este concierto dos murieron: Duane Roland en 2006 y Danny Joe Brown un año antes.



Pero centrándonos en este Double Trouble Live, nos muestra a seis músicos que entre 1984 y 1985 no sabían muy bien por dónde tirar. Explotaban los sonidos más clásicos del southern rock de sus primeros discos a la vez que incorporaban teclados y un sonido más comercial tan propio de la época. Esto último no fue muy bien visto por sus fans, aunque hay que ver las cosas en su correspondiente contexto.

Con el bigotudo, por aquel entonces, Danny Joe Brown de nuevo en la voz, realizaron una gira entre 1984 y 1985 de la que salió el material de este directo, en concreto de conciertos en su localidad natal de Jacksonville, en Florida, y en Dallas. Curiosamente el título de Double Trouble Live procede de que en origen se comercializó como doble vinilo, pero luego ya se sabe, llegan los CDs hacen uno en vez de dos, y no sólo te quitan parte de la esencia del título sino que te eliminan dos temas. Por el momento no se ha reeditado en versión doble.

Para arrancar este concierto nos vamos hasta Jacksonville para escuchar Whiskey man, puro southern con sus guitarras dobladas pero no muy cañeras, y un precioso acompañamiento de armónica y teclados. La cosa se empieza a endurecer ya con Bounty Hunter, uno de sus clásicos y que se podría identificar perfectamente con una Harley Davidson.

Gator country se me hace un poco larga, algo monótona y con mucho solo de guitarra. Al menos eso es lo que me parece después de oír Flirtin’ with disaster, su auténtico mito y legado. Pero a continuación nos encontramos con la primera sorpresa: Stone in your head es un “nuevo” sonido comercial, con sus coros, teclados y tal, que la verdad es que no está mal, pero no parece Molly Hatchet. Es un ejemplo de lo que tanto repudiaron sus seguidores.

Satisfied man sigue por la misma senda que la anterior pero tiene más caña, es más roquera aunque quizás algo larga. Por fortuna para algunos regresa el hard rock clásico con Bloody reunion. A esta le sigue un auténtico boggie con excelentes guitarras; y es que Boggie no more es un 90 por ciento pura guitarra.

Como no podía ser de otra manera los Molly Hatchet rinden su particular homenaje a Lynyrd Skynyrd con la inmortal Free bird. A esta le sigue una nueva versión, en este caso con la firma de Greg Allman, con Dreams I’ll never see. Y un tema por el que siento cierta debilidad es Edge of sundown, una especie de balada acelerada que comienza con unos suaves teclados y que tiene un final electrizante.

Otra balada, al más puro estilo Free bird, es Fall of the peacemakers, envuelta completamente por las guitarras y el teclado. Y punto y final para el rock más clásico representado por Beatin’ the odds, otra de sus grandes composiciones.

En cuanto a las ediciones, como ya he comentado, en origen, en 1985, se comercializó como doble vinilo y casete, sin embargo, en su paso a CD perdió dos temas: Walk on the side of the angels y Walk with you. Estaría bien que algún día se pudiesen recuperar.

Molly Hatchet tiene otros directos más que interesantes, como es el caso del Locked and Loaded Live de 2003, pero en este sólo permanece en la formación John Galvin. Muchos cambios de instrumentos, de voces y de inspiración que se han dejado notar a lo largo de los años.



Danny Joe Brown - Lead vocal
Dave Hlubek - Guitar
Duane Roland - Guitar
Riff West - Bass
Bruce Crump - Drums
John Galvin - Keyboards

1. Whiskey man
2. Bounty hunter
3. Gator Country
4. Flirtin' with disaster
5. Stone in your heart
6. Satisfied man
7. Bloody reunion
8. Boogie no more
9. Free bird
10. Dream I'll never see
11. Edge of sundown
12. Fall of the peacemakers
13. Beatin' the odds

Pertenece a la gira del The Deed Is Done (1984)

Artículos relacionados


7 comentarios

  1. Javier Sánchez // 24/4/09  

    En el Azkena les veremos jeje

    Saludos!!!!!

  2. paulamule // 25/4/09  

    Eso está bien. Recordar estos días a los que veremos en breve, sí señor. Salud.

  3. ROCKLAND // 25/4/09  

    Tengo ese directo y es muy bueno.
    Pronto los veremos.
    Saludos

  4. Nightmare // 26/4/09  

    Hola a tod@s. Sí para que lo vamos a negar, últimamente me da por desempolvar a los grupos que espero ver en breve, y la verdad es que la capa de polvo de Molly Hatchet era muy espesa. Tengo el LOcked & Loaded pendiente. Gracias por la visita

  5. Eduard // 26/4/09  

    Pues ya contare que tal mi experienci con el nuevo de Heaven and Hell jejeje.

    Y las recaidas lo malo es que son muy seguidas y cualquier dia me diran en casa "O los discos o tu"

    XDDD


    Saludos man.

  6. Perem // 26/4/09  

    Sorry... pues no los tenía escuchados a estos señores. Y por lo que cuentas, parecen como mínimo interesantes.

    Un saludo.

  7. Nightmare // 26/4/09  

    Bueno Eduard siempre hay sitio para la buena música, lo más complicado es tener tiempo para poder disfrutarla.

    Perem son muy recomendables si te gusta este tipo de música. Escuchar este directo no te va a hacer ningún mal...salvo gastatrte pasta en conseguir sus discos.