Qué se puede decir de Jimi Hendrix que no esté ya dicho: un pedazo guitarrista y un absoluto innovador a la hora de sacarle el máximo partido a la guitarra eléctrica. Live at the Fillmore East de 1970, junto a la Band of Gypsys, es un disco histórico por varios motivos. El primero es porque pertenece a una época que jamás volverá. Quién se imagina hoy en día dar cuatro conciertos en un mismo lugar en dos días.

Eso es lo que nos ofrece este Live At The Fillmore East, lo mejor, en teoría, de esos cuatro conciertos en sesión de tarde y noche en New York. Digo en teoría porque mientras que este concierto se comercializa en dos CD’s existe una edición en sextuple CD con los cuatro shows íntegros, y he de reconocer que me quedo con el último de todos; el del 1 de enero de 1970.

Otra característica especial es que muchos de los temas que podemos escuchar nunca llegaron a grabarse en estudio, y sus composiciones más famosas en estudio no aparecen en este directo.

Live At The Fillmore East recopila algunas de sus canciones interpretadas en dos shows el 31 de diciembre de 1969 y otros tantos el 1 de enero de 1970. Un auténtico regalo de año nuevo para quienes pudieron disfrutarlo. Por aquel entonces se había terminado el tiempo de la Jimi Hendrix Experience y era el momento de la Band of Gypsys. Este guitarrista y vocalista, mitad indio mitad negro, reclutó a Billy Cox al bajo y a Buddy Miles a la batería.

Jimi Hendrix - Voodoo Child



La verdad es que no duraron mucho, porque unos meses más tarde, a comienzos de 1970 volvió a refundar la Jimi Hendrix Experience con Cox y el batería Mitch Mitchell. Junto a ellos grabó su último disco en directo, o al menos el último que autorizó en vida, titulado Band of Gypsys.

En cuanto al Live at the Fillmore East, está caracterizado por los largos temas en cuanto a duración. Stone free se podría definir como puro hard rock, aun por pulir, pero con mucha fuerza y calidad de guitarra. En Power of soul podemos empezar a escuchar uno de sus inventos que ha perdurado hasta nuestros días: el pedal wua wua.

Hear my train a-comin’ es una canción oscura que no tiene desperdicio. Y saltamos al ritmo con tintes funkies de Izabella, en la que la sección rítmica se gana el sueldo. Machine gun, y especialmente esta interpretación, es una de esas canciones que debería quedar inmortalizada como una de las mejores del hard rock. Esa guitarra junto a la batería simulando disparos. Ese sonido pesado, las estridencias y efectos de la guitarra y el derroche de virtuosismo de Hendrix durante más de 11 minutos bien merece todo el disco.

Voodoo child suena a puro Hendrix; guitarra desbarrando por todas partes y cambios de ritmo que se aceleran hasta niveles nunca antes escuchados. We gotta live together es una canción con puro espiritu hippie, menos cañera de lo habitual y en la que podemos escuchar cómo canta el batería Buddy Miles.

Auld lang syne es un tema interesante, prácticamente instrumental, que sirve a Hendrix para felicitar a su manera el nuevo año al público. Who knows es otro de sus temas conocidos y reconocidos al que le falta letra pero no ritmo. Changes tiene enormes influencias de la música de color y la aportación, una vez más, del wua wua.

Stepping stone es un tema difícil, demasiada velocidad y cambios de ritmo. Un concepto musical que no ha triunfado pero que merecía la pena explorar en 1970. Stop es otra pedazo canción que mezcla blues con rock y soul, y que seguro ha servido de inspiración a más de un tema de grupos como Grand Funk.

Heart blues permite a Hendrix volver a desbarrar sobre el mástil de su Fender. Burning desire es otra mezcla de estilos musicales difícil de digerir para el menos ducho, pero también interesante a pesar de sus más de ocho minutos. Y para terminar Wild thing, inmortalizada por bastantes grupos pero con el encanto verdadero de escuchar la guitarra y la voz de Hendrix.

En cuanto a las ediciones, Live At The Fillmore East es un disco póstumo que se editó en 1999 en formato doble CD y también DVD. Pero como ya he comentado, las grabaciones originales rápidamente circularon y es posible encontrar los cuatro conciertos íntegros en un sextuple CD que bien merece la pena. Un ejemplo de gran parte de estos conciertos es otro DVD titulado Band of Gypsys realizado también durante los conciertos en el Fillmore East.

Jimi Hendrix - Band Of Gypsys - Live At The Fillmore East es un disco imprescindible para los amantes de este músico de corta trayectoria vital y musical y un buen modo de acercarse a la obra de este pedazo de monstruo de las seis cuerdas.

Jimi Hendrix - Live at the Fillmore East



Jimi Hendrix - guitar, vocals, backing vocals on tracks 7 and 10
Buddy Miles - drums, backing vocals, lead vocals on tracks 7 and 10
Billy Cox - bass guitar, backing vocals

CD 1
1. "Stone Free" - 12:56
2. "Power of Soul" - 6:19
3. "Hear My Train A Comin'" - 9:02
4. "Izabella" - 3:40
5. "Machine Gun" - 12:36
6. "Voodoo Child (Slight Return)" - 6:01
7. "We Gotta Live Together" (Buddy Miles) - 9:55

CD 2
1. "Auld Lang Syne" (Robert Burns) - 3:54
2. "Who Knows" - 3:55
3. "Them Changes" (Miles) - 5:38
4. "Machine Gun" - 13:35
5. "Stepping Stone" - 5:20
6. "Stop" (Jerry Ragovoy, Mort Shuman) - 5:43
7. "Earth Blues" - 5:48
8. "Burning Desire" - 8:22
9. "Wild Thing" (Chip Taylor) - 3:06

Artículos relacionados


9 comentarios

  1. Perem // 4/2/09  

    Como bien dices, a estas alturas de la película, poco mas se puede decir que no se haya dicho de este genio de la guitarra. Para muchos el mas grande, aunque es sabido que yo me quedo con Page.

    Y del disco, tben poco a decir, lo mejor será escucharlo y deleitarse una vez mas con la guitarra de Hendrix.

    Un saludo.

  2. ROCKLAND // 4/2/09  

    Poderoso directo del mejor a las seis cuerdas. Me quedo con "Machine gun" donde literalmente se sale.
    Saludos

  3. Wood // 4/2/09  

    Suscribo lo afirmado por Rockland, incluido lo de "Machine gun". Un saludo.

  4. Ventiladorcular // 4/2/09  

    Estoy escuchando el "Them changes" de Buddy Miles, y desde luego parece claro que esos toques funkies de los que hablas se deban a la presencia de Miles.
    Por lo demás, Hendrix fue para mí un antes y un después. La prolongación de los bluesmen y otros como Link Wray.
    Un saludo!

  5. Nightmare // 5/2/09  

    Perem, yo soy un incondicional de Led Zeppelin, como habrás podido comprobar, pero para mí Page se queda en un gran guitarrista. Yo creo que Hendrix marcó una época porque fue un innovador, un tío que desde pequeño creció con una guitarra e inventó muchas cosas que a nadie se le había ocurrido. A veces pienso que si hubiese vivido diez años más igual habría muchas cosas diferentes hoy en día en el panorama de la música...
    Rockland, Wood, lo dicho Machine gun, en cualquiera de sus dos versiones bien merece un disco entero.
    Y completamente de acuerdo ventiladorcular

  6. SeñorS // 17/6/09  

    en ese disco no venía también "Changes"... yo tuve ese disco, y me lo perdieron, y juraría que venía... no sé

    bueno, un saludo

  7. Samuel San Miguel // 19/6/09  

    Sus posteriores (controvertidos y contradictorios) de hace doce años, discos en estudio, de la mano de Eddie Kramer, hacen justicia al directo.

    En 1970 dejó tanto material grabado, que podía abarcar tres discos vinilo...

    Visto ahora "en cuestión de sonido", a Jimi Hendrix lo que hacía falta era una buena guitarra ritmica. Complementaria. Y esto va por todas las bandas y grupos, de un sólo guitarrista...

    Y no ese canchambroso instrumento de doble mástil, que al propio Jimmy Page no le sirvió para mucho...para casi nada.

    Mismamente, ese chandrío se lo hicieron despues (en estudio artificialmente) con esos infumables (o no) discos de los 70s, promovidos por el mafisoso oportunista de turno.

    Gracias por la info de los seis discos de las cuarto actuaciones.
    Lo que no llego a entender es porque no pone a la venta eso.

  8. Mcarlito // 30/8/09  

    Estoy de acuerdo con el pana Samuel San Miguel, aunque difiero en la apreciacion de que debio tener una buena base de guitarra ritmica, fijense que no porque practicamente cuando realizaba los solos daba la impresion de que no dejaba espacios ritmicos vacios, y creo que era parte de su tecnica a la hora de tocar. En fin, Para todos nosotros que escuchamos a Jimi Hendrix hasta la "saciedad" no dudariamos en pagar por tener estas grabaciones de los cuatro shows integros. entonces tampoco entiendo porque no se editan comercialmente estos CD's. la mejor lograda "Machine Gun" del primer show del dia 01/01/1970. o sea del tercer concierto.

  9. Nando // 14/9/09  

    La verdad si me diesen la oportunidad de ver un concierto en mi vida seria de Hendrix.
    Pero seria sin lugar a dudas el de Monterrey. Solo por verle entra con el Killing Floor ya valdria la pena