Texto y fotos: Lorenzo Pascual (web)

El pasado viernes Hendrik Röver & Los Míticos GTs demostraron por qué son una apuesta segura sobre un escenario y lo hicieron dando un concierto que quedará entre los mejores del último año y medio. Por ahora está en lo más alto gracias a una descarga de electricidad que no se apaciguó hasta el bis y que epató al personal. Y lo hicieron también sobre las tablas del Baserri Antzokia, en este momento, lugar de peregrinación para los amantes de la música en directo y que, cumpliendo todas las medidas de seguridad, presentaba una entrada bastante potable pese al diluvio universal que cayó durante gran parte de la tarde.

Röver y sus GTs dieron un concierto rabioso en lo eléctrico y rico en los textos, como siempre en castellano, salvo las versiones de rigor ("Can't Be Satisfied") y que se cimentó en las canciones de su última propuesta musical, 'Vamos A Morir', de la que sonaron varios temas. Son treinta y cinco años encima de los escenarios, sacando discos estupendos con la banda madre (Los Deltonos), en solitario o con Los Míticos GTs, y eso se nota sobre las tablas, con Röver enganchado a sus guitarras (por cierto, me dijeron que las que sacó las había hecho él mismo) y con una sección rítmica que aporta colchón sonoro, además de interactuar y colaborar con los coros.

Fue una tarde de blues carnoso, sobre todo en una versión apabullante de "Give Me Back My Wig" (Houndog Taylor), de honky tonk pasado por la apisonadora de la electricidad que salía de la guitarra de Hendrik y de ritmanblús golpeado por riffs y solos estupendos. Y así, entre temas de su último disco como "Volverá", "Hmm Hmm Hmm", "Vamos A Morir" o el divertido recuerdo a su héroe "Homer", y homenajes a sus referentes, sobre todo en una versión estupenda de NRBQ, se despidieron no sin antes decir que, si queríamos más, solo había que pedirlo. Evidentemente volvieron a salir para apaciguar a la grey con "Casa Abandonada".

Otro gran concierto en el Baserri Antzokia que nos deja con ganas de más. 


 

Artículos relacionados