Y es que poco tuvo que ver el espíritu del Woodstock del 30 aniversario, hace 10 años, con el de 1969. El de 1999 se convirtió en un auténtico mercado persa de la música donde las entradas costaban más de 180 dólares, la comida y la bebida eran prohibitivas e incluso había tarjetas de crédito exclusivas para el festival. Este mercadeo desembocó en muchos y graves incidentes entre los asistentes y quienes trataban de sacarles la pasta. Es lo que tiene intentar sacar el jugo al máximo a los nombres con carisma.

Este año nuevo intento, 40 aniversario, pero esta vez esperemos que los organizadores hayan aprendido la lección. De entrada quieren intentar recuperar el espíritu de hace cuarenta años, algo muy difícil ya que los hippies son una raza en extinción. Lo más parecido será hablar de ecologismo, solidaridad y de entrada gratuita. Estas son las intenciones de los organizadores.

Y para lograrlo, de nuevo vuelta atrás en la máquina del tiempo con el objetivo de contar con la presencia de algunas de las bandas que pasaron a la historia 40 años antes por su participación en este macroconcierto. Por el momento nombres como The Who, Santana y Crosby, Still and Nash ya han confirmado su presencia.

A falta de nuevos nombres pendientes de confirmar, como Joe Cocker, Leslie West (Mountain), Johnny Winter, Alvin Lee (Ten Years After), Canned Heat, Jefferson Starship The Next Generation, Joan Baez, Richie Havens o John Fogerty (líder de la Creedence Clearwater Revival), hay otras actividades que recordarán este cuarenta aniversario como un documental del taiwanes Ang Lee, titulado ‘Taking Woodstock’, una nueva versión del documental ‘Woodstcok: 3 days of peace and music’ de 1970 y, como no podía ser menos, la enésima reedición de una caja con seis CDs con las mejores actuaciones de 1969 o el libro ‘The road to Woodstock’ escrito por Michael Lang, organizador del festival.

Lo dicho, el espíritu de Woodstock que puede volver a resurgir este año en agosto....

Artículos relacionados


9 comentarios

  1. El rey lagarto // 28/5/09  

    Es imposible repetir Woodstock, solo el nombre se le asemejara.
    De todas maneras el cartel pinta muy bien.

  2. galko // 29/5/09  

    Efectivamente, irrepetible. Aunque el de 1999 tampoco estuvo tan mal...

  3. paulamule // 29/5/09  

    Buen cartel, sí señor.
    Salud.

  4. Javier Sánchez // 29/5/09  

    A ver como sale el invento, que según tengo entendido será en Berlín.

    Hombre, si la entrada es gratuita y visto el precio de los vuelos... habría que pensarse una visita jaja

    Saludos!!!!

  5. Milhaud // 29/5/09  

    Como dice rey lagarto... imposible volver a vivir el hecho más significativo de la historia del rock. Quién pudiera haber estado allá...

  6. Rocklive.es // 29/5/09  

    Rey Lagarto, sí está claro, el espíritu de Woodstock es imposible de revivir y siempre faltará Hendrix.

    Galko, lo que he escuchado del 1999 la verdad es que no me ha entusiasmado en exceso. Y luego el follón que se montó...

    Hola Paula, si el cartel se completa con los "posibles" sería la leche. es impresionante comporbar que 40 años después siga tanta gente al pie del cañón.

    Javi pues ya se pueden dar prisa en decir dónde y si es gratis o no y que bandas van a tocar porque está a la vuelta de la esquina. De todas formas de Woodstock a Berlín hay un buen trecho.

    Milhaud, sí, la verdad es que debió de ser la leche. De todas formas es impresionante la enorme cantidad de documentos gráficos y sonoros que hay del evento y que siguen apareciendo 40 años después...

    Un saludo y gracias a todos por los comentarios.

  7. WOOD // 29/5/09  

    Lo dicho por el Rey Lagarto. Saludos.

  8. Ireneusz // 11/7/09  

    Es imposible repetir Woodstock?Es posible.... en Polonia cada año 400 mil personas de años 90 gratuito recuperando Woodstock.Claro sin Hendrix,Santana y etc. pero con alma de años 60.Saludos.Aki un link con idioma polaca y ingles http://www.wosp.org.pl/przystanek/2009/

  9. Ireneusz // 11/7/09  

    english version http://www.en.wosp.org.pl/woodstock/
    perdona por erorres en escrito.