Más allá de lo que AC/DC nos han venido ofreciendo en sus últimos conciertos; muy buena música, buen rollo con y entre el público y un gran espectáculo; más de uno hemos cuestionado el escandaloso precio de los shows que han dado, que no hay que olvidar que sienta un precedente, no sólo para la banda sino para la promotora, que en un futuro seguirá trayendo grupos y ya sabe que dependiendo del caché de la banda el techo que puede exigir es muy alto. 73,5 euros por un espectáculo de dos horas, mientras días antes se pagaban 90 por un festival de tres días, 35 horas de música, con Kiss, Bob Dylan, Slash, Chris Isaak, Gov’t Mule, Airbourne y un largo etcétera. La diferencia es evidente. Pero como al final todo es optativo, quién ha querido ha pagado y punto, han vendido cerca de 100.000 entradas en dos shows y no hay nada que decir.

Más allá de la polémica sobre los precios de los conciertos de AC/DC, personalmente he percibido como en estos últimos años se han metido en una vorágine de merchandising con pocos precedentes. Han sacado vídeos, libros, ediciones especiales en vinilo o CD, todo ello a precio de oro. No ha sido algo habitual en la banda australiana estos excesos de mercadotecnia. Nos han vendido a Angus como un rockero primitivo, que sólo escucha vinilos, pasa de los CDs, le encantan las mujeres y su guitarra, pero sin embargo, los responsables de marketing del grupo, no pierden un momento en intentar sacar un par de duros al personal.

También esto es más que legítimo, y quien quiere lo compra y quien no, pues no. Pero lo que no me gusta es que se empiecen a propagar rumores sobre la banda desde dentro de la banda. Hace unos meses se difundió que el cantante Brian Johnson había dicho que esta iba a ser su última gira con AC/DC. Hasta el momento nadie lo había confirmado ni desmentido oficialmente. Pero desde hace unas semanas se corrió el rumor de que el concierto de la banda en el campo de San Mamés de Bilbao, además de ser el último de la gira, iba a contar con un mensaje especial.

Muchos, ante ese anuncio, se lanzaron como locos a la reventa, para poder asistir al que parecía iba a ser un show mítico. Hasta 200 euros se pagó por algunas entradas. Al final, no hubo anuncio, el show fue como cualquier otro, sin apenas novedades destacadas, y la pregunta que nos hacemos muchos es si la mercadotecnia de AC/DC ha vuelto a funcionar al propagar estos rumores.

Así que vamos a lo que nos interesa, el titular de esta entrada, y el motivo por el que os habéis tragado esta chapa hasta este punto. ¿Qué va a ocurrir a partir de ahora con AC/DC? Y voy a ser el primero en mojarse:

Va a haber silencio durante los próximos meses. Nadie va a decir nada. Una situación de standby rota por algún reencuentro en algún momento especial. Mientras tanto, saldrán nuevos vídeos, nuevos CDs y nuevos productos AC/DC. Y en 2012 se anunciará el comienzo de una gira para celebrar su 40 aniversario, que durante otros dos años recorrerá cientos de escenarios.

Que conste que no soy vidente ni telepata, posiblemente me estaré equivocando, pero dado cómo están funcionando en los últimos meses, creo que vamos a seguir teniendo AC/DC para rato. No pueden matar a la gallina de los huevos de oro y a la gallina le sobran huevos para seguir viva¿Cuál es vuestra opinión?

Artículos relacionados


6 comentarios

  1. José Fernández // 1/7/10  

    Yo no tengo una bola de cristal, pero diría que no lo dejan ni de coña. Y tu hipotésis no está mal; un par de años de descansito y volvemos a la carga antes de que los suspensorios de Brian se vayan al carajo. Incluso puede que sacando un recopilatorio "de verdad"...

  2. galko // 1/7/10  

    Yo no creo que los precios de las entradas para AC/DC sean excesivos. ¿Y sabes por qué? Porque se ponen a la venta y vuelan. Es la ley de la oferta y la demanda, ajustada a tope y funcionando como dios. Es lo que pasa con los grandes grupos y las grandes giras. ¿Que hay otras ofertas más baratas y con más grupos como el Azkena? Claro, pero es que ese no se llena, lo cual quiere decir que tal vez incluso deberían vender abonos más baratos.

    Por lo demás, yo he visto a AC/DC cuatro veces en mi vida y estoy muy satisfecho. Pero si hubiera una quinta sería aún más feliz. Veremos...

  3. Aitor Fuckin' Perry // 1/7/10  

    Yo tampoco creo que el tema de los precios sea un problema... pero porque tampoco valoro mucho los conciertos. Pero si ponen una entrada a 80€ y venden 100.000, pues... no la van a poner a 40€, es de cajón. Sobre el futuro de AC/DC... yo soy de los que piensa que una retirada honrosa sería lo mejor para todos, pero se ve que tener 301 millones en el banco en lugar de 300 millones es muy tentador. Eso y que admitir que te haces viejo tiene que ser jodido. El día que lo dejen pensarán que lo dejan para esperar a morirse.

  4. Rocklive.es // 1/7/10  

    Jose, no otro recopilatorio no, por favor, que saquen todos los directos que quieran de años atrás, pero no más cajas de a 70 euros elpack.

    Galko, yo creo que con independencia de que se llenen los estadios, 74 euros por dos horas de placer musical es una pasada. Veo el cartel del HIgh Voltage, 125 libras dos días con lo mejor de lo mejor y sigo flipando...

    Aitor, también hay que tener en cuenta que mucha, pero mucha gente de la que fue a AC/DC se la trae por norma general el rock al pairo. Era ir porque todo el mundo va. Sobre si siguen o no. Está claro que un musico como Angus necesita la musica para vivir, no me lo imagino el resto de su vida sin una guitarra encima. Mira BB King con más años que nadie pero no puede dejar de hacer música porque lo lleva en la sangre.

    Un saludo

  5. GorDT // 1/7/10  

    Yo tambien creo que de momento se van a dar un descanso. Y si me tengo que mojar, yo diria que van a seguir tocando, no creo que lo dejen. Brian decia estar cansado, pero no le veo yo jubilandose, le va la marcha. Lo que no sabria decir si seria en plan gira mastodontica y fechas señaladas.

    Saludos!!!!

  6. Gliptolito // 2/7/10  

    También los promotores juegan con el rollito de si se van a retirar, va a ser la última oportunidad, etc., para subirse a la parra con el precio.

    Yo los ví en Madrid en el Calderón y podía haber ido a San Mamés, pero me negué a pagar otro pastizal por ver prácticamente el mismo espectáculo con el mismo set-list.

    Sí que me pasé por los alrededores para catar un poco el ambiente y había de todo: desde rockeros de toda la puta vida a domingueros con cuernos de luces y gentes que parecían pulpos en garajes.

    Como en todo evento multitudinario, había de todo, pero si algo me gusta del público del rock duro, es que un tanto por ciento del total muy mayoritario va a disfrutar en vez de a figurar o "porque hay que ir", cosa que no se puede decir de otros géneros, aunque esto se ve mucho mejor en eventos más minoritarios.