Un año después de su anterior visita a la sala El Sol de Madrid, Dan Baird repetía concierto y una exhibición de poderío rockero sin precedentes ante una audiencia que llenó generosamente el aforo del coqueto recinto de la capital. Y es que hay experiencias musicales que no se pueden contar, hay que vivirlas. Puedes escribir que canciones sonaron o hacer una sesuda interpretación de cómo fueron ejecutadas pero eso no vale cuando se habla de rock and roll, donde la entrega y ese sexto sentido (probablemente el de la buena música) se consigue mediante la conjunción de elementos diferentes que de manera individual no brillan como cuando todos se unen. Les pasa a los Crazy Horse, capaces de sonar más duros, feroces y calientes que ninguna otra banda cuando tienen una buena noche y les pasa a los Homemade Sin cuando reman en la misma dirección.



Porque las dos fechas, con un repertorio muy similar y sin ningún trabajo nuevo que presentar fueron muy diferentes entre si, en esta velada sonaron mucho mas agresivos, con las guitarras mas duras y altas, a pesar de los problemas que tuvo Dan con su Telecaster, y que obligaron a esforzarse mucho mas a su base rítmica, tanto a Keith Christopher que no se pudo relajar al bajo como hizo en el año anterior y sobre todo exigiendo a Mauro Magellan (que groove tiene este tipo a los parches) pegarle muy duro a su kit de bateria, hasta tres baquetas salieron volando hechas pedazos.



Pero es que Warner Hodges saco chispas de su Gibson y se exhibió en punteos acelerados y furiosos donde lo pasional suplió a lo académico y sus arrebatos a las seis cuerdas, que casi aparentaban ser ataques espasmódicos, lo emparentaron con el Neil Young mas desenfrenado. Sin duda fue el protagonista de la noche y dejo noqueados a las primeras filas, que tuvieron que recular en varias ocasiones al ver como la pala de la guitarra pasaba cerca de sus narices (por cosas como esta no cambio la sala El Sol por ninguna otra del país).

El concierto tuvo sus fases. Empezó furioso e intenso, sobre todo con temas de su etapa en solitario, Damn Thing to Be Done, Younger Face, I Love You Period, Two For Tuesday que se fundió con Sweet Jane de Lou Reed, Croked Smile, Lazy Monday… hasta que llego el mejor momento de la noche, un All Over But The Crying IMPRESIONANTE en su ejecución, intensa hasta el dolor y desgarrada en la voz de Dan Baird. Nada de lo que sonó a continuación llego a ese nivel y eso se noto sobre todo en la parte central del concierto donde alguna versión poco acertada y ciertos impases bluseros, que utilizaron para dar rienda suelta a la improvisación, bajaron la intensidad y crearon cierto desconcierto entre los presentes.


Algo que Baird aprecio y puso remedio mediante un giro radical del show, hay que recordar que estos tipos tocan sin set list preparado, y que se convirtió en un greatest hists de Georgia Satellites donde no faltaron Sheila, intercalada con el I Wanna Be Sedated de los Ramones, Keep Your Hands To Yourself (que interrumpió y volvió a comenzar hasta que el nivel de decibelios de los presentes era suficientemente alto), Six Years Gone y hasta el Get It On de T Rex como colofón de dos horas de rock en estado puro.

Lo tienes o no lo tienes y Dan Baird sabe cual es el secreto igual que sus heroes: Stones, Faces, Who, Chuck Berry, Bo Diddley, Buddy Holly…, es uno de los últimos exponentes de una estirpe de músicos sinceros y reales, sin el artificio de los grandes montajes escénicos ni la necesidad de la autocomplacencia. Vive para la música y se entrega cada noche en cualquier escenario por minúsculo que este sea. Se merece el respeto y la admiración de los amantes del rock de raíces. Los que asistieron a esta gira lo comprobaron, ellos si saben de lo que estoy hablando.

por Fran Cea




Artículos relacionados


5 comentarios

  1. y tambien metal // 6/11/10  

    wow, contado así y con esas fotos da gusto leer las crónicas

  2. nortwinds // 6/11/10  

    increible, pedazo trabajo tio, vaya forma de hacer una critica

  3. Rocklive.es // 7/11/10  

    Fran me sumo a Tambiel Metal y a Nort, no sé que tiene Dan Baird pero hace salir lo mejor de ti. Creo que esta y tu crónica anterior de él de hace un año son de lo mejorcito...saludos y gracias

  4. beerbeer // 7/11/10  

    gracias a vosotros por vuestros comentarios ¿que tiene DAN BAIRD? ROCK AND ROLL, del de verdad, un tio que se deja los huevos en el escenarios.
    Claro que una semana despues BELLRAYS me dejaron también sin habla!!!!

  5. Anónimo // 8/11/10  

    Joder, y yo no lo acabo de ver en sala pequeña. Lo caté en el Azkena pero, está claro, no es lo mismo. Buena crónica y buenas fotos.
    Lorenzo