Hay muchas formas de afrontar un concierto de Kiss como el que vivimos ayer en el Azkena Rock Festival de Vitoria-Gasteiz. En mí caso, lo hice como un gran seguidor, que me he escuchado todos sus discos, tengo más de una decena de vídeos (incluidos todos los Kissology), ya les había visto antes en directo, he escuchado unos cuantos bootlegs de esta gira y sé que son un espectáculo garantizado, más allá de que los años no pasan en balde. A estas alturas ya sabemos todos lo que nos podemos encontrar musicalmente cuando nos ponemos frente a Kiss: un Paul Stanley con la voz muy cascada y un setlist bastante reiterativo desde hace tiempo. Pero es que el de Kiss es un espectaculo de emociones y sensaciones visuales, no tanto sonoras, y por eso decidí dejar la cámara de fotos en casa, apagar el móvil y no perderme detalle, con la excepción de unas cuantas cutre-fotos.

El ambiente previo era un tanto extraño. Mucha peña maquillada de todas las edades, mucho desgaste después de un día de calor de cojones, el cabrón de Slash que dejó el listón muy alto y bastante gente que llegaba justita a un concierto que arrancó a las 12:50 de la noche y se preveía que se prolongase al menos hasta las 3 de la mañana. Se hizo eterno el puñetero cambio de escenario.

Pero por fin sonó el arranque que les ha acompañado en todos sus conciertos desde 1974: “Alright Azkena Rock Festival. You wanted the best and you got the best. The hottest band in the world…Kiss”, con una pantalla gigante en el fondo mostrándonos cómo se iban acercando al escenario y por fin cómo bajaban en riguroso directo en una plataforma giratoria hasta tocar el suelo. Modern day Delilah no es uno de mis temas favoritos de su último disco, pero es lo que hay para abrir apetito.

Muchos alaveses se habrán mosqueado después de que Stanley, que ejerció de maestro de ceremonias entre canción y canción durante todo el concierto, saludase a Bilbao casi todo el rato. Parece que tenían hotel en Bilbao, pero es un poco chusquero confundirse. Sí, seguro que había más bilbaínos que vitorianos en el show, pero aún así...al final, alguien le debió de decir algo y saludó tanto a Vitoria como a Bilbao.

Tras Cold gin, llegó el momento de una de mis favoritas, Lets me go rock n’ roll, tocada de forma proverbial como hacia años que no se la escuchaba. En Firehouse, Gene Simmons nos dio muestra de su habilidad escupiendo fuego. La verdad es que estuvo muy bien el bueno de Simmons, parece que bailar flamenco le ha sentado fenomenal.

Turno para Deuce, otros de sus clásicos, que termina con el movimiento coreografiado de Stanley, Simmons y un más que correcto Thayer. Crazy crazy night es otra de las novedades de esta gira que se agradece. Sin embargo, Calling doctor love siempre me ha toñado un poco y los muy cabritos llevan 35 años paseándola por todos los escenarios...en fin. Tommy Thayer es un buen guitarrista, pero está tan metido en el papel de Frehley que da un poco de pena, la verdad, ya que no se le percibe nada propio, como volvió a demostrar en su solo. En cambio se ve que Eric Singer se puede permitir el lujo de no tener que imitar a Cris o Carr. Una mezcla de solos aderezada por un espectáculo pirotécnico con Thayer lanzando fuegos artificiales desde el mástil de su guitarra, subido en una plataforma elevada, mientras Singer daba caña a una especie de bazooka.

I’m an animal es otro de sus temas recientes simplemente pasable, y entre sus montajes clásicos siempre están el momento conexión con el público de Stanley durante 100.000 years, y cuando Simmons empieza a escupir sangre de forma teatral y termina saliendo volando a lo alto del escenario desde donde canta I love it loud.

Nos acercamos a la recta final con Love gun, esta vez sin tirolina, Black diamond en la que, en la presentación, Stanley intercaló otro clásico de Led Zeppelin: Whole lotta love. Digo otro clásico porque en la gira anterior se colaba un cacho de Stairway to heaven. Singer cumplió bastante bien en las voces. Azkena rock city apuntaba a poner punto y final a la primera parte del show...como así fue.

Son casi las 2:30 de la mañana y Kiss no se hacen esperar mucho para liquidar lo que se ha venido en llamar “encores”. Al pobre gatito le hacen cantar Beth en primera línea de escenario con micrófono en mano mientras le acompañan con guitarras que suenan acústicas. Un poco triste ver a un gran batería como Singer arrastrado a eso, pero la canción merece la pena. Al bueno de Stanley le da por preguntar al público qué canción queremos que toque y se tiene que comer el setlist ya que elegimos Lick it up. Pero lo retoma de nuevo con Shout it out loud.

Había mucha expectación por dos de los himnos más horteras de esta banda. Con I was made for lovin’ you tocó el turno del viaje en tirolina hacia la torre de sonido por parte de Stanley. Luego God gave rock n roll to you en la que más de uno decidió ponerse en retirada porque parecía no acabarse nunca. Grave error, ya que lo mejor quedaba para el final. Rock n roll all nite estuvo aderezada de confetis, fuegos artificiales, juegos de luces y Stanley machacando su guitarra.

Un gran concierto de Kiss, siempre dando el 100 por cien, haciendo gasto en luces, pólvora, maquillaje, buen rollo con el público y teatro, aunque musicalmente yo estoy deseando que entierren de una vez el Alive I. Creo que ya toca.

Artículos relacionados


12 comentarios

  1. Gliptolito // 26/6/10  

    ¿Paul Stanley tiene la voz muy cascada? Pues yo creo que aguantó el tipo muy decentemente, incluso se permitió seguir haciendo las tonterías de hacer cantar al público y presentar algunas canciones "a capella" subiendo bastante el tono.

    La verdad es que el concierto me gustó mucho, al igual que el del Kobetasonik: muy profesionales y muy cumplidores estos señores, por más que los años no pasen en balde, como es lógico.

    Es cierto que a Thayer se le ve encorsetado, pero el corsé le sienta bien a la banda. A Eric Singer siempre es un placer verle y oirle tocar: qué máquina de hacer hard rock; y hay que decir que cumple muy bien a las voces (por algo se apellida singer, je, je).

    Por cierto, a mí God gave Rock´n roll to you me parece muy entrañable y emotiva; me alegro que la hayan recuperado.

  2. Luis // 26/6/10  

    En Barcelona no-Rock city estuvieron perfectos. Nos dieron lo que queríamos: música, espectáculo y mucho R n'R.
    Saludos

  3. Fernando // 27/6/10  

    Rocklive: Primero, me extraña que alguien como tú, que dices que tienes todo sobre Kiss no estuvieras al tanto de lo que ibas a ver. Sí hombre sí, ibas a ver a Tommy Thayer vestido como Frehley, e ibas a ver a Eric singer vestido como peter Criss. Dicho esto en vez de quedarte con los tópicos, ya sabes, que si "Tommy Thayer imita a Ace", o que "Son unos impostores", deberías quedarte con lo que el show es: un concierto de kiss. Punto. Ni más ni menos. ¿Que querías? ¿Que Thayer empezara a dar saltos como Angus? Entonces te quejarías de que ya no tienen el espíritu de lo que Kiss es. Ah, y Eric Singer imita a Peter Criss aunque a tí te parezca lo contrario, lo que pasa es que tú sólo tenías ojos para Thayer. ¿Que imitan? Pues claro, igual que si a mí o a tí te visten como ellos y te sacan a un escenario, no te jode.... Tenías dos opciones: o disfrutar del show, o quedarte en casita. haberte quedado en casa y así no te hubieras molestado, porque ya sabías lo que ibas a ver. Y dicho esto, te diré que a mí también me hubiera gustado ver en el Azkena a los Kiss originales, pero así son las cosas, yo no fui como tú a poner pegas a todo. Saludos.

  4. Chan // 27/6/10  

    ¿Que saludó todo el rato a Bilbao? Pues será que yo escuché mal, porque al menos los que estábamos en primera fila pudimos escuchar cláramente que primero saludaba a Vitoria, y al oir los gritos de varios bilbaínos entre el público que gritaron "Bilbao! Bilbao!" él tuvo el detalle de saludar tanto a Vitoria como a Bilbao.

    Apoyo a Fernando, menos quejarse y más disfrutar del espectáculo, porque eso es lo que fue: todo un espectáculo.

  5. Fernan // 28/6/10  

    Menudo pedazo de concierto has visto... yo me quité la espinita, pero Kiss es digno de ver siempre.

    Y estoy de acuerdo con lo que dices, sobre todo el repertorio. Pero lo msimo pasa con tantas bansdas grandes, ya no ofrecen un repertorio de canciones, sino de himnos y ante eso es muy difícil sustituir un tema en el setlist.

    Y para los dos de arriba, ser fan y seguidor de una banada no significa decir "amén" a todo lo que hagan.

  6. Gliptolito // 28/6/10  

    Sí que saludó primero a Bilbao, sí; varias veces, además (yo no me lo tomé mal, que soy de Bilbao, je, je). Se vé que en algún parón le avisaron y el bueno de Paul lo intentó arreglar mentando a Vitoria y a Bilbao, para no desdecirse del todo.

    Respecto al tema Thayer/Singer, creo que no hay que ser talibán y disfrutar con lo que hay; además, yo prefiero mil veces a Eric Singer antes que al simplón de Peter Criss, por más mítico que sea, y es que la diferencia de pegada entre ambos es muy notable.

  7. Rocklive.es // 28/6/10  

    Gliptolito, pues sí, Paul Stanley tiene la voz muy cascada, y no hay más que escuchar sus directos de hace años para comprobarlos. Ya no llega a muchas notas. Tampoco hay que echarse las manos a la cabeza, es normal dentro de la edad.

    Gracias por el apunte sobre Barcelona Luis.

    Fernando, claro que sabía lo que iba a ver y no es la primera vez que les veo. No sé porque dices que para poner pegas me quedo en casa. No sé si has leido la crónica, echale otro vistazo anda. De todas formas incluso si les hubiese puesto a parir puedo tener mis opiniones. Tema Thayer, yo he visto a Kiss con Kulick y nunca fue un imitador de Frehley. Y si te escuchas algún bootleg con Vinnie Vincent tampoco creo que aprecies a Frehely. Disfrute como un enano, y aunque no lo hubiese hecho no tengo porque quedarme en casita.

    Chan, pues apoya todo lo que quieras a Fernando, pero se jartó de saludar a Bilbao. Muy normal tocar en una ciudad y saludar al público de la ciudad de alado, lo veo casi todos los días.

    Gracias Fernan, entiendo a los fans, pero coño también hay que ser un poco realista.

    Gliptolito, sobre el tema Thayer no es ser talibán. Estoy aburrido de escucharle, pero me llama la atención que es que hasta los solos, que no son los mismos que los de Frehley, suena a frehley el muy cabrón. Y no está mal, pero es un poco lamentable. Sobre Cris y Singer, pues sí Singer muy bueno, también era muy bueno Cris, más de lo que muchos reconocen, y Carr también era muy notable.

    Gracias a todos por los comentarios

  8. Gliptolito // 28/6/10  

    Lo de talibán no iba por esta crónica, ni mucho menos, sino por comentarios oídos a la gente.

    Todo lo que leo en este blog me parece muy razonable y razonado, y te agradezco por ello.

    No soy un completista de Kiss y no sé cómo cantaba Stanley en giras anteriores, pero a mí me pareció que lo hizo muy bien. Si dices que estaba mal por comparación, pues me lo creo, pero ojalá otros cantantes estuvieran así de "mal", como por ejemplo Coverdale, Gillan, Halford, Don Dokken...

  9. Fernando // 30/6/10  

    Rocklive: He hecho caso a tu recomendación, o sea, acabo de releer el artículo. Y ¿sabes? sigo pensando exactamente lo mismo. Y por favor, no me compares la época de Vinnie Vincent y Bruce Kulick con cualquier otra época de Ace Frehley. No me hace falta escuchar ningún bootleg de Vincent porque tuve la suerte de ver en directo a Kiss con Vinnie Vincent y, efectivamente, las canciones del disco Lick It up sonaban diferentes. Pero las antiguas sonaban EXACTAMENTE como Ace Frehley. Y con Bruce Kulick lo mismo. No niego que canciones como "Let Me Put The X In Sex" suenan diferentes, pero es que ese tipo de canciones no las hubiera tocado Ace ni ciego de Jumilla. Así que no me compares unas épocas con otras porque eso es engañar al personal. El único que he escuchado en Bootleg y suena distinto era Mark St. John, y creo que fue por eso por lo que lo echaron, su enfermedad se lo puso a Simmons y Stanley a huevo. En cuanto a Singer es CLAVADITO a Peter Criss, el uso de los tambores, el cencerro... En éste caso Eric Carr sí que era diferente. Así que es verdad, sí, ya sabíamos todos lo que íbamos a ver. Y dicho todo ésto, yo disfruté como un chaval, y a mí me da igual que Thayer haga lo que hace, porque es lo que yo espero de Kiss. Y también me da igual porque eso mismo también lo han hecho otros, aunque a tí no te lo parezca. Y sí, también me reafirmo en que ibas predispuesto en destacar los "fallos" de Tommy Thayer, porque por lo que sea no te parece el adecuado. o no te cae bien. Y también me reafirmo en que todos preferimos ver en un concierto de Kiss a Frehley, pero eso no va a ocurrir, así que no vale lamentarse. Entre otras cosas porque el propio Frehley fue el que se largó de la banda y los dejó tirados más de una vez. Y dicho ésto insisto en que es el mejor, pero las cosas son como son. Lo de "quedarte en tu casita" es una frase hecha, no seas tan susceptible, hombre. Sólo te insinuaba que hay dos opciones ir o quedarte en casa, y tú elegiste una de ellas, ir. Para criticar. Y eso es lo que yo no entiendo. Y por supuesto puedes opinar todo lo que quieras, al fin y al cabo el blog es tuyo, como si quieres hacer una recogida de firmas para que quemen en la hoguera a Thayer..... Saludos hombre, no es broma....

  10. Fernando // 30/6/10  

    Perdona, se me olvidaba algo: No comentas nada (o pasas por encima) sobre los horarios del festival. ¿no te parece aberrante que el cabeza de cartel (o al menos eso pone en la publicidad del festival, que Kiss eran los cabezas de cartel) salgan a tocar a las 00,45 horas? ¿No es eso favorecer a los restantes grupos que tocan antes, en horarios "normales"? (en especial a Slash) A mí me da igual porque voy a ver a quienes me interesan a la hora que sea, pero las quejas en el recinto eran generalizadas. Cuando tocaban "Black Diamond", o sea antes aún de los bises, fui la barra a pedir algo, y estaba vacía. La gente se estaba marchando con comentarios tipo: "estoy hecho polvo", o "menuda puta hora que es"... y no es coña. eso lo escuché yo. Al acabar el concierto, había una tercera parte menos de público que cuando empezó. Eso sí que es criticable. Y mientras tanto gente como The Damned disfrutando de la franja horaria buena. Deberían haber metido a Slash cuando Damned, Kiss cuando Slash, Imperial State Electric cuando Kiss, y The Damned los últimos. Eso es sentido común, y no es por que yo lo diga. Un saludo.

  11. Rocklive.es // 30/6/10  

    Gliptolito, yo es que soy fan de Kiss desde hace tiempo y creo que es evidente que tiene la voz bastante cascada, otra cosa es que aún le da para hacer ciertos efectos y juegos y que además el tío la exhibe sin complejos, como debe de ser en un grupo en el que también cantan Simmons y Singer que no son precisamente portentos. Sobre los otros cantantes, pues estoy contigo, me da lástima lo que tiene que hacer Coverdale, Gillan o Plant, pero es que los años no pasan en balde. Tampoco pasaron para Dio o Meine. Ahora mismo los únicos que pueden presumir de cierta juventud son Hughes o Turner.

    Fernando, gracias por hacer el esfuerzo de volver a leerte la crónica. La verdad es que me encanta debatir y si es con argumentos mucho mejor. Yo no tengo nada contra Thayer, todo lo contrario, es un buen guitarrista al que he escuchado antes en Black and blue y tenía entonces su propia personalidad. Es un tío que estaba vinculado a Kiss antes de ser parte activa de él y ha asumido el rol. Me parece muy bien, el tío toca bien, pero tampoco creo que sea negativo que le dé su propia personalidad al grupo como antes hicieron Kulick y compañía. Personalmente prefiero que sea él el guitarrista que Frehley, porque le he visto cuando se volvió a juntar en el 2000 se arrastraba por el escanrio y por el mastil. Así que prefiero a Thayer que Frehley.
    Claro que hay dos opciones, ir o no ir, pero una vez que vas existe la opción de explicar lo que ves, no para criticar, sino para dar mi opinión, si a ti te parece una crítica decir que "Un gran concierto de Kiss, siempre dando el 100 por cien, haciendo gasto en luces, pólvora, maquillaje, buen rollo con el público y teatro, aunque musicalmente yo estoy deseando que entierren de una vez el Alive I. Creo que ya toca.", pues qué quieres que te diga.
    Y sobre los horarios, qué me vas a contar que me tuve que coger el coche para hacer el viaje a Vitoria después del partido de fútbol y llegue justito para Slash... Pero ya lo hicieron el Kobetas en 2008, que también acabó a las tantas. Estoy de acuerdo en que fue un poco tarde y que hubiese puesto otra hora, pero si el grupo no dijo nada, yo tampoco lo voy a decir. Es una putada volverse en coche a las 4 de la mañana, pero la verdad es que merció la pena. Cómo no vas a estar hecho polvo después del calor que hizo todo el día al llegar a las tres de la mañana?

    Seguimos debatiendo pero creo que en el fondo tenemos más cosas en común de lo que parece.

  12. Fernando // 30/6/10  

    Por supuesto que tenemos cosas en común, fenómeno. Y gracias por tomarlo como lo que es, un simple debate. Saludos.