Todavía me parece increíble que CINDERELLA se acercara en concierto a España para una única fecha en la sala La Riviera de Madrid en el que ha sido, sin ninguna duda, el acontecimiento del año a nivel de hard rock muy por encima de los reiterativos comebacks de KISS, IRON MAIDEN e incluso los recientemente anunciados GUNS AND ROSES o ALICE COOPER.

Y es que CINDERELLA no se prodiga mucho en giras europeas y cuando lo hace, como en esta ocasión, ha sido únicamente para un par de festivales y el lujo absoluto de verles en un concierto en una sala era obligatorio para todos los que vivimos, desde la lejanía, una época musical maravillosa como fueron los últimos ochenta.

Y la gente respondió en gran número, llenando prácticamente el aforo y acogiendo con expectación y cariño a una banda con una trayectoria discográfica muy corta, apenas cuatro lps en quince años y que aportó un aire diferente dentro de la escena angelina de Sunset Strip donde, en ocasiones, el expandex y la laca barata tuvieron para algunas bandas más importancia que el desarrollo musical.

Pero CINDERELLA ya desde el inicial NIGHT SONGS, que llegó a vender más de 3 millones de copias, mostró que lo suyo iba más allá, con su gusto por las baladas bien ejecutadas y su acercamiento a sonidos más clásicos y stonianos, determinando una trayectoria que llegó a brillar con luz propia cuando editaron el maravilloso HEARTBREAK STATION, su auténtica obra maestra, y en el que se aproximaron al sonido de raíces americanas e incluso al country rock.

Y es que el elemento definitorio de la banda siempre fueron las canciones, la calidad de sus composiciones, que han demostrado aguantar con suficiencia el paso del tiempo y les permite no sonar desfasados ni trasnochados y acceder a aforos de tamaño medio cuando muchos de sus compañeros de generación se han de confirmar con salas de pequeño tamaño y giras a las que cada vez es más difícil encontrarles motivación y rentabilidad (LA GUNS, FASTER PUSSYCAT…)

El ensayo general para el diluvio universal con el que nos obsequió el día hizo que el viaje a Madrid fuera largo y peligroso, así que me quedé sin ver a los teloneros STORMZONE que descargaron durante 45 minutos y dejaron a los que presenciaron su show con muy buen sabor de boca.

Pero a lo que veníamos todos era a ver ese gran logo de CINDERELLA ocupando todo el fondo del escenario y desesperarnos con una larga espera, hasta que la banda de Filadelfia saltara al escenario y comenzara una noche que se prometía histórica.

Así que utilizando el BACK IN THE SADDLE de AEROSMITH como intro saltó a las tablas la formación original en la que inmediatamente pudimos ver como el paso del tiempo, y los avances quirúrgicos, no han tratado a todos sus miembros por igual.

ERIC BRITTINGHAM al bajo tenía una buena imagen, muy cercana a la actual de NIKKI SIXX, tanto por los tatuajes y la perilla como por su bajo Gibson aunque con algo de barriga y una incipiente calvicie, sin embargo estuvo sobresaliente en el apoyo a las voces y con unos coros muy bien trabajados. FRED COURY a la batería cumplió con un kit muy sencillo y JEFF LABAR pasó todo el concierto protestando por los problemas de sonido, aunque su papel secundario no le impidió disfrutar del concierto.

Pero todo el protagonismo fue para TOM KEIFER, físicamente impecable y que desde la inicial SECOND WIND, que se recibió con mucha expectación, dejo claro que sus problemas vocales de antaño, que le obligaron incluso a pasar por el quirófano, están olvidados. Se ocupó de todos los solos de guitarra e incluso amagó con unas notas de saxofón en SHELTER ME e hizo una demostración de egolatría sin límite cuando se desprendía de su instrumento para cantar una canción y reclamaba el instrumento para realizar el solo, como en NIGHTSONGS, o se ponía al frente del piano, como en la final SHAKE ME para volver a tomar la guitarra en los momentos claves.

Pero lo importante es que cantó de manera magistral, en un concierto en el que fue de menos a más y en el que ya con PUSH PUSH y la acogida, saltos y oes de los presentes le llevó en volandas, a pesar del tradicional mal sonido de La Riviera, y le exigió una entrega física que le pasó factura en la parte final del show e incluso ocasionó que tras DON´T KNOW WHAT YOU GOT, acabara sentado sobre la base de la batería a tomar aire mientras sus compañeros le animaban.

El repertorio fue corto y se despachó en una hora y diez, contando la pausa para los bises, y eso fue el único pero de una noche en la que pudimos disfrutar de trallazos como SOMEBODY SAME ME o NIGHTSONGS donde KIEFER tiró de agudos de manera sobresaliente, la exhibición a capella del inicio de FALLING APART AT THE SEAMS o del estribillo de HEARTBREAK STATION con su comienzo acústico y sobre todo del mejor momento de la noche, que llegó con la interpretación de COMING HOME y SHELTER ME donde el sonido más clásico y rockero les emparentó a medio camino entre los AEROSMITH de los setenta y unos STONES más sucios y cañeros.

También las baladas fueron muy bien acogidas y tanto NOBODY´S FOOL como DON´T KNOW WHAT YOU GOT dejaron a los más sensibles bien servidos.

Un final de infarto con SHAKE ME puso el punto y final ante la petición de los presentes de alguna composición que completara el tiempo del show (quizás MORE THE THINGS CHANGE o HOT AND BOTHERED podían haber sido las elegidas, por no hablar de alguna canción del STILL CLIMBIN que fue ignorado por completo) y donde quedó claro que son una banda a tener en cuenta. Nunca fueron unos músicos sobresalientes pero tienen un repertorio más que suficiente para dejar un gran sabor de boca a todos los presentes. Que se repita.

by beerbeer

REPERTORIO

1- SECOND WIND
2- PUSH PUSH
3- SOMEBODY SAVE ME
4- THE LAST MILE
5- NIGHTSONGS
6- FALLING APART AT THE SEAMS
7- HEARTBREAK STATION
8- COMING HOME
9- SHELTER ME
10- NOBODYS FOOL
11- GYPSY ROAD
12- DON´T KNOW WHAT YOU GOT
13- SHAKE ME


Artículos relacionados


5 comentarios

  1. Rocklive.es // 14/6/10  

    Gracias Beerbeer, gran crónica, aunque siento discrepar contigo en cuanto a la relevancia del concierto. Personalmente nunca me han dicho mucho Cinderella, aunque hay que reconocer que tienen una legión de seguidores. Me alegro de que disfrutaseis su único concierto...

  2. beerbeer // 14/6/10  

    para mi si fue un concierto muy especial ya que de toda la movida sleazy de los 80s siempre me parecieron muy originales a pesar de que musicalmente (y aqui si que la gente no creo que esté de acuerdo) me parecieron más flojos PERO CON TEMAS IMPRESIONANTES.

    Un concierto muy disfrutado, que vengas más...(y que pasen de la 1.10 horas que tocaron estos)

  3. y tambien metal // 14/6/10  

    a mi me hubiera gustado mucho verlos, siempre me han parecido de lo mejorcito de la escena de la epoca y el lugar en el que vivieron. Las imagenes del festival por la paz de moscú sigo viendolas como actuales.
    La voz, segun he visto en los videos del youtube, no me ha parecido demasiado buena, pero esa voz es asi http://www.youtube.com/watch?v=EL6pcGZpvUw

  4. Perem // 14/6/10  

    Bueno, si se hubiesen dejado caer por Bcn me hubiese pasado. Otra cosa desplazarse hasta la capi.

    Saludos.

  5. Rocklive.es // 16/6/10  

    Beerbeer, bueno cada uno tenemos nuestras preferencias y a mi Cinderella nunca me dijeron mucho.

    Y tambiénmetal, si yo también tengo ese vídeo con Bon Jovi en su mejor momento, Scorpoions dando caña y Ozzy en sus últimos años de éxito en directo.

    Perem, si la verdad es que la gira ha sido bastante rácana.