Texto - Jesús (Bilbao) / Fotos - Fran Cea (Madrid)

Grandes expectativas las depositadas en una gira que nos traía a España a uno de los más grandes vocalista del rock en una gira con el apelativo de "The Rainbow Classic Tour" y que acabó para muchos de los presentes en una pequeña decepción al encontrarnos con una banda en proceso de formación y un repertorio que se basó a partes iguales en una revisión de clásicos y una versión más light y pop que provocó un profundo desencanto entre la concurrencia.
 

Graham Bonnet pertenece a esa realeza de las laringes de oro. Un caso único en la historia del Heavy Metal… un tipo que venía del pop, que no sabía nada del Hard Rock, que viste con look absolutamente Sonny Crockett en Miami Vice, que tiene el pelo corto… y sin embargo es elegido por Richie Blackmore para encargarse de las voces en Rainbow tras la marcha de Ronnie para grabar su siguiente disco. Estamos hablando de una época en la que asistir a un concierto heavy sin la vestimenta correspondiente podía suponer situarse en una posición de riesgo para cualquier espectador, así que la idea de colocar a este menda en primera línea de un escenario delante de audiencias semejantes vestido con traje rosa y corbata no parecía lo más acertado del mundo. Claro, eso hasta que “Down To Earth” apareció en el mercado y se convirtió en uno de los mejores discos de la historia. Evidentemente la elección no podía haber salido mejor. A ver quien es el listo que escucha “Love´s No Friend” y dice que este dandy no sabe cantar.

La carrera de este hombre podría haber sido impecable, pero sus malas decisiones parecen una constante que le ha perseguido siempre… abandono del arco iris tras la marcha de Cozy y un LP en solitario excelente acompañado de una banda increíble con Micky Moody, Jon Lord y Powell que no tuvo continuidad tras la llamada de Michael Schenker para grabar “Assault Attack”. La verdad es que la compañía del rubio alemán le iba como anillo al dedo al británico, porque la finura y el buen gusto en la manera de tocar de Michael era el acompañamiento perfecto para una garganta de ese nivel. El resultado está ahí. Pienso que la cima de Graham como cantante está en ese plástico… “Dancer”, “Samurai”, “Rock You To The Ground”, “Desert Song“... Insuperable. Desgraciadamente sus problemas con el alcohol condujeron a su despido fulminante y la necesidad de formar un grupo capitaneado por él mismo pareció el siguiente paso más coherente.



Alcatrazz nos dejó un disco debut descomunal, un segundo excelente y un tercero más irregular, pero también la relación amor-odio con todos sus guitarristas. A hostias con Malmsteen primero y un Steve Vai después que abandonó la nave en cuanto Diamond Dave lo reclutó para su supergrupo de dibujos animados tras Van Halen.

A partir de ahí los años de hierro. Travesía del desierto y giras recordando los highlights de su carrera hasta plantarnos en este concierto en Bilbao en el que yo lo voy a ver por primera vez. Mi excitación inicial se convierte en decepción tras lo comentado en sus shows previos de Barcelona y Madrid. Habrá que confiar, habrán tenido un mal día provocado por el jetlag.

Algo indica que las cosas no van a ir bien si entras en una sala para ver un concierto de classic hard rock y por el equipo de sonido escuchas Radiohead y Muse. Aquí no hay más que gente crecidita, que se visten solitos, con criterio y camisetas de Purple, así que dejad de tocar las narices. En fin, los encargados de abrir el concierto es el cuarteto local Ready Aim Fire, con un guitarra excelente alumno aventajado de Yngwie que convirtió su concierto en un solo corremástiles de cuarenta y cinco minutos acompañado por canciones de fondo. Curiosamente esta banda se revelaría más profesional que la que vendría después.

Intentaré no ser muy duro en mis palabras y decir las cosas que ví con educación, porque amo a este tipo, pero Bonnet demostró no tener mucho respeto por su legado y con el público. Con una banda formada por un guitarrista correcto, un batería que no toca sino aporrea, y su novia al bajo demostrando no tener ni idea de cómo se toca eso pero luciendo palmito, vino a hacer una gira que evidentemente no se habían preparado en absoluto. En una entrevista en la revista Popular 1 declaró que tocaría temas de MSG y Alcatrazz, pero eso no sucedió, y ver que el backline que usaron fue el de la banda telonera dio una imagen bastante penosa.

El concierto empezó con “All Night Long”… usar tu bala de plata a la primera no parece muy acertado hasta que no aparece el hombre lobo, pero esperaremos a ver. Inmediatamente después dice que sólo han hecho tres ensayos con el batería, así que la cosa parece cogida con alfileres. Él tiene un buen aspecto para sus sesenta y siete años, y el nivel de voz que conserva es correcto para lo que ha sido en el pasado, así que por ahí no hay queja. Siguen con “Love´s No Friend”, “Makin´ Love” y “Night Games”. Había leído críticas muy duras que decían que los teclados en Barna fueron pregrabados, así que aquí no sonaron… pero yo los eché de menos!!. Vaya leche.

A partir de aquí comenzó la parte más soporífera del show, agarrando una guitarra acústica y tocando temas de Beatles y Marbles, más un tema nuevo que curiosamente mostró lo mejor de su poderío vocal esa noche. Luego abandonó el escenario con su novia, que merecía un descanso tras haberse perdido en las notas de los temas varias veces y demostrar que desconocía las letras de las canciones, para dejarnos con diez minutos de solo con su guitarrista y el tipo de los parches. Permitidme que me detenga aquí un momento para decir que el solo a las baquetas que hizo este hombre me hizo pensar que el que tocaba Matt Sorum en la gira de los Illusions estaba a la altura de “The Rhythm Method” de Neil Peart.

Tras esta pausa volvieron para tocar “Since You Been Gone” y “Lost In Hollywwod”, antes de abandonar el escenario. Ante la insistencia del público, volvieron una vez más, y en una muestra de sinceridad muy triste Bonnet admitió que no sabían más temas, y que lo único que podían ofrecernos era tocar “All Night Long” una vez más, como hicieron. Me sabe muy mal tener que haber escrito estas líneas, pero el espectáculo fue muy penoso para mi gusto. Creo que me voy a poner el video de Rainbow en Donington una vez más para borrar lo visto de mi cabeza con la mayor rapidez.

Artículos relacionados


2 comentarios

  1. Larry Runner // 19/11/14  

    Una pena que arrastren su carrera de esta manera él y otros como él. Lo de llevar una banda floja no tiene perdón. Hace poco trajimos a Dianno y fisicamente está para llorar, pero al menos trae a una banda que clava los temas y los bolos son dignos.

    Respecto a lo de "el backline que usaron fue el de la banda telonera" es lo habitual cuando vienen guiris. Para eso llevan teloneros, para no tener que traerse todo el backline de fuera y gastarse un pastón en transporte. Eso que se ahorra el promotor y se supone que a la banda telonera le compensa actuar ante el público del artista "grande".

    Me habría gustado ir, pero por lo que cuentas... igual no me perdí nada. Un saludo.

  2. Rocklive.es // 9/12/14  

    Uno de los grandes fallos, u otro más, es no haberse traído teclista para la gira. Con Eyes of the world fuera del setlist, poca gaita señor Bonnet